La ley de “artificialización neta cero” aprobada definitivamente por el Parlamento

Es con abrumadoras mayorías – 169 votos a favor, 29 en contra (Europe Ecologie-les Verts et la France insoumise), y 326 a favor y 1 en contra – que el proyecto de ley (PPL) «destinado a fortalecer el apoyo de los funcionarios electos locales en la implementación de la lucha contra la artificialización de los suelos» fue adoptado, miércoles 12 y jueves 13 de julio, sucesivamente por los diputados y los senadores. El Senado, que cerró el culebrón parlamentario de este sensible y complejo expediente, el “ZAN”, por la artificialización neta cero, estuvo a la iniciativa de este proyecto de ley presentado en diciembre de 2022.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores La “artificialización neta cero”, un quebradero de cabeza para las autoridades locales

Este texto materializa una de las 149 propuestas de la Convención Ciudadana por el Clima (2019-2020) y aclara los objetivos marcados en la Ley de Clima y Resiliencia del 22 de agosto de 2021, es decir, la reducción a la mitad del consumo de suelo agrícola y natural. en el período 2021/2031, respecto a la década anterior, que pasará de unas 250.000 a 125.000 hectáreas. Otro objetivo: lograr la “artificialización neta cero” para 2050.

A su llegada, tras animados debates, se aprobaron numerosas enmiendas y una comisión paritaria conjunta para conciliar las propuestas de diputados y senadores. «un texto que ya no es ni del Senado, ni de la Asamblea, ni del Gobierno», en palabras del ministro de Transición Ecológica y Cohesión Territorial, Christophe Béchu, ante los diputados, miércoles. El diputado de Deux-Sèvres (Renacimiento) y ponente del PPL en la Asamblea, Bastien Marchive, la bautizó “nuestro plan urbano nacional”.

“Derecho al proyecto” para municipios

Grandes proyectos de “interés nacional” estaban en el centro de los enfrentamientos. Estos proyectos -bases militares, prisiones, líneas de alta velocidad, futuros reactores nucleares, fábricas de baterías eléctricas, etc.- que escaparán a una importante artificialización no se incluirán en las cuotas que se dejen a los municipios o intermunicipios. Pero serán tenidos en cuenta en el esfuerzo por reducir la artificialización del suelo, y por tanto evaluados en el total de unas 125.000 hectáreas autorizadas para artificialización al 2031. Estos proyectos, cuya lista queda por concretar por decreto y que También se negociará entre las regiones y el Estado, se integrará en una dotación de 10.000 hectáreas compartidas entre las regiones. Más allá de esta zona, no serán contados, una preocupación para los defensores de la ZAN que temen la inflación y esperan un Estado responsable en sus prioridades.

Te queda el 49% de este artículo por leer. Lo siguiente es solo para suscriptores.