La historia recuerda al Madrid el peso de sus ‘nueves’ mientras espera a Mbapp y prepara el estreno del Bernabu

Actualizado

Desde Di Stfano a Benzema, Santillana, Hugo Sánchez y Cristiano, aunque sólo un año, lo llevaron. El club lo deja libre ante la expectativa de incorporar al franco.

Cristiano, Hugo Sánchez, Di Stéfano, Benzema, Ronaldo y Santillana.

La historia del Madrid pide un nuevaun gran nueva. En un fútbol que ha perdido buena parte de la liturgia de los dorsales, antao sinnimos de roles muy específicos, el nueva Conserva su peso como reserva de los grandes goleadores. Al club blanco jams le han faltado, incluso los ha doblado con otros nmeros llevados por grandes jugadores de rea que llevaban el nueva en el alma, residir Puskas, Butragueo, Ral Vaya cristiano, que lo luci slo primer ao. En la espalda pertenecía a di stefano, Santillana, Hugo Sánchez, Ronaldo Vaya Benzema. La marche del último a la nueva ‘Isla del tesoro’ del fútbol, ​​​​en Arabia, ya hurfano el dorsal que, prudentemente, no lucir joselu. Si est o no reservado a Mbappélo sabremos, pero, mientras, el Madrid para sentirse incompleto si te reflejas en el espejo de su historia.

De momento, la estrella francesa se ha manifestado de forma permanente en el PSG hasta 2024 y el Madrid no ha realizado ningún contrato. Ambas cosas pueden formar parte de la dinámica negociadora, pero si estas posiciones no varan, el club de Florentino Pérez podra abrir la prxima temporada sin un nueva ‘titularsimo’ en su once, puesto que Joselu, cedido por el descendido Espanyol, llega inicialmente para cumplir con el papel que Mariano no supo representar, aunque se haya convertido en el goleador fetiche de la selección de luis de la fuente.

43 goles entre Benzema y Asensio

Si al final no llegega ese nueva, Joselu estar, a los 33 aos, ante la oportunidad de cambiar su relato. Sin embargo, se antoja un riesgo excesivo, toda vez que el Madrid tiene que recuperar 43 goles, que son los que anotaron Benzema (31) y Asensio (12), uno más de los obtenidos en el mismo período por la pareja Vinicius (23)-Rodrygo (19). No estamos, además, ante una temporada cualquiera para el Madrid, puesto que en diciembre debe inaugurarse el nuevo Bernabu, un hito al que conviene elviento de cola del xito, del gol.

Las alternativas pasarán por ofrecer más titularidades de las previstas a Joselu u optarán por jugar con Rodrygo como un engañosamente nuevo, algo que ya ha hecho circunstancialmente. El brasileo es un futbolista que llega al rea, no que habite en ella, y, dada su estatura (1.74), estara, en general, en superioridad en los balones areos.

Por otra parte, el Madrid suele sentir más cómodo con referencias claras que favorecen su juego directo, de vértigo y pegada exuberante. Pesa en la querencia de algunos entrenadores por el engañosamente nuevojams compite con un nueva si es de gran jerarqua mundial. La prueba es que incluso los entrenadores ms alquimistas, como Guardiolano duden en fichar a Ibrahimovic, Villa Vaya Haaland. el equipo de Ancelotti siempre lo han tenido.

nmero jerrquico

El nueva en el Madrid se ha asociado siempre al gol, pero no obstante a la posición del centro delantero, sino a la jerarqua. Lo llev Di Stfano, un goleador, por supuesto, pero lo que hoy llamamos un jugador caja en caja, y lo luci Cristiano una temporada, que parta de la izquierda para explotar en el rea. Aunque sus condiciones le permiten cualquier posición del ataque, una medida que su velocidad decrece, se convierte en una nueva ms puro, aunque jugara con el ‘siete’, como Butragueo o Ral.

Di Stfano comand el Madrid iniciador del reinado en Europa con el nueva a la espalda y un protagonismo ofensivo en los equipos mayores a los años posteriores, en los que aumentan el peso de la táctica y los sistemas defensivos. Ni el argentino ni riales No copa, grandes goleadores, responden de forma pura a ese rol. Puskas, apodado pum caoncitoera el ejemplo de la pegada, pero con el diez en la espalda.

El siguiente Madrid que ganó la Copa de Europa, en 1966, ya tena un nuevo nueva. Tiempo Apenasal que sucedi Santillana, antecesor del Quinta del Buitre y Hugo Sánchez, que en la temporada 1989-90 marcó 38 goles tiene un sombrero. Existen pocos ejemplos mejores de ese rol en estado puro. El mexicano es el sptimo goleador absoluto de la historia del club. De los cinco primeros, tres levantaron siempre el nueva (Benzema, 354; Di Stfano, 308 y Santillana, 290), otro un ao (Cristiano, 451) y otro (Ral, 323) jugaba como si lo fuera. Abrir el nuevo estadio sin uno es tentar a la historia.

Cumple con los criterios de

El proyecto de confianza

cortar más