Espaa y Bruselas instant a Alemania a «no cavar trincheras» sobre las reglas tax

La batalla por la reforma de la normas fiscales ha entrado ya de lleno en su fase más intensa, la de los chocques en público, las fricciones y el lobby en todos los niveles. Los ministros de Economía y Finanzas de la UE van esta semana a Luxemburgo para intentar perfilar el delicado debate que debe concluir antes de final de año, bajo presidencia española. Allá Comisin Europea hizo unas semanas su propuesta, que todos adoptan más o menos como base para la discusión, abogando por sendas de ajustes más individualizadas, con mucha flexibilidad, con planes a cuatro o siete años y no a uno o dos y apostando por evitar las reducciones forzosas de hasta 1/20 del total de la deuda que haba antao.

A cambio de sanciones más realistas y aplicables para los incumplidores, Bruselas no quera incluir de hecho en la propuesta numrico objetivo concreto, pero ante la fortima presin de los pases ms ortodoxos acab cediendo y sugiriendo una reducción anual mínima del 0,5% del PIB en los desequilibrios de las cuentas públicas a quienes están por encima del 3% de déficit.

Ahora, tras los primeros escarceos, lejos de posiciones tener cercanas, los Estados Miembros se han dividido ya, claramente, en tres bandos. Por un lado, los que están todava medio de perfil, por diferentes razones. Por otro lado, Alemania y 10 aliados (República Checa, Austria, Bulgaria, Dinamarca, Croacia, Eslovenia, Lituania, Letonia, Estonia y Luxemburgo), que han firmado este jueves un conjunto editorial a instancias de Christian Lindner pidiendo reglas más duras, sencillas pero con objetivos numéricos inevitables y ms rigor tras «un pasado demasiado expansivo», sosteniendo que para «mantener la credibilidad frente a los mercados de capitales, los Estados miembros deben evitar deficits y niveles de deuda excesivos o reducir sus deficits y ratios de manera oportuna de deuda y suficiente por medios realistas». Creen que las instituciones han sido demasiado laxas en el pasado y buscan un marco lo más estricto posible.

En el otro rincón del anillo están pases como España, Portugal, Grecia, Italia o Francia, alineados aqu con la Comisin Europea y en contra de esos criterios cuantitativos iguales para todos. En este caso, la coordinación es tan clara que la vicepresidenta nadia calvio y su amigo, el tambien socialista paolo gentiloniUSAron este jueves a la llegada a la reunin exactamente los mismos argumentos y las mismas palabras.

«Interpreto las declaraciones de algunos ministros y pases de forma positiva, es bueno identificar los elementos más importantes y que haya un debate abierto en tono constructivo para lograr un acuerdo bajo la presidencia española. La reforma es un asunto de gran envergadura y complejidad. Hay muchas posiciones, interest y prioridades y es basic no volver a las trincheras del pasado, tender puentes, identificar elementos comunes y construir sobre esa base», dijo la española.

«El hecho de ciertos gobiernos, y Alemania el primero, están expresando sus puntos de vista es bueno, Yes es positivo que se refieran a la propuesta de la Comisión como base de discusión, están involucrándose. La Comisión trabaja para lograr una solución de entre comn, no en funcin de una posicin nacional u otra. Eso seguiremos haciendo, nuestra clara conviccin es que hay que tender puentes y no cavar trincheras», coincide punto por punto el italiano.

Alemania no tiene en esta ocasión en a suflank a pase de bajosque curiosamente firme hace unos meses un papel conjunto con españa, ni a Finlandia, que sin renunciar a la ortodoxia tiene preocupaciones por el gasto en Defensa motivado por la agresión rusa a Ucrania. Su tesis es que «los cuantitativos criterios, que se aplican por igual a todos los estados miembros, contribuyen a formular requisitos mínimos claros que permiten la consolidación y apoyon el crecimiento económico».

En esta cita se toca el tema de forma preliminar, porque hay poco intendimiento todava. La Comisin, como España, que ya asumirá la coordinación del Ecofin a partir de julio y gestionar todas las reuniones del ltimo semestre, cree que es necesario superar el marco del pasado, que se demuestra ineficaz, tanto en las fases expansivas como en las recesiones. Cree que la recuperación de la pandemia es el mejor ejemplo de que la ortodoxia del pasado no es la solución, nadie sabe que habr que hacer concesiones consideradas imprescindibles para evitar los clichés, las facciones, la moralina y las lecciones. Dentro de la sala, y en las tribunas de los peridicos.

Presidencia del BEI

Esta semana en Luxembourg arranca también el proceso para la elección del prximo presidente del Banco Europeo de Inversionespues el alemán wener hoyer ya el puesto enero despus de 12 agostos. En teoría, este viernes acaba el plazo para la presentación de candidaturas. Una vez que est claro quines optan al puesto, la propia institucin har una evaluacin de los perfiles decretando si son adecuados o idneos o no. Y sern los ministros los que decidan o voten.

Officially slo Italia ha hecho público que quiere el puesto para su ex minister daniela francoque fue titular de Economa con mario draghi y antes de eso un alto cargo en el Banco de Italia. Llevan tiempo sonando dos comisarios europeos, valdis dombrovskisy la danesa Margarita Vestager, ahora responsable de Competencia. Y en la casa saben que tanto holandeses como polacos están tanteando el terreno.

El vicepresidente nadia calvio ha estado y sigue en muchas de las quinielas. Este jueves, en Luxemburgo, el ex director general de la Comisión Europea dijo que España en efecto presentó una candidatura, pero se descartó, al menos aparentemente. «Espaa tiene personas con extraordinario talento y presentaremos en tiempo y form un candidato ptimo para presidir el BEI, pero el relevo no es hasta final d ao y por ahora est abierto un proceso informal. En tiempo en form propondremos un candidato idneo», insisti .

Repreguntada por si será ella, Calvio pareci cerrar la puerta del todo, pero jugando con los plazos, el margen y un toque de ambigüedad. “Yo estoy comprometido con el proyecto que lidera el presidente Sánchez y confo en seguir siendo la vicepresidenta económica”, afirma. Pero si la junta de Gobernadores del BEI, que pasa esta semana de manos suecas a manos belgas, no cierra el proceso ahora, habra cierto margen.

Fuentes consultadas dicen que el plazo para las candidatureuras cierra oficialmente, pero la decisión es de los propios ministros, como que tericamente podría prorrogarse unas semanas o meses más si lo establecieran los propios interesados.

Cumple con los criterios de

El proyecto de confianza

cortar más