Bótox y ácido hialurónico, los tratamientos de medicina estética que más se demandan en España

Es un hecho que el culto al cuerpo, en el más amplio sentido de la palabra, cada vez tiene más adeptos en España. Solo hay que darse una vuelta por cualquier ciudad para comprobar cómo en los últimos años ha aumentado de forma significativa el número de locales destinados a la estética, ya sea peluquerías, salones de uñas y pestañas y clínicas de medicina estética. Además, según un informe de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), el perfil del paciente ha cambiado por completo. Hace una década, la edad media de iniciación en estos tratamientos (diferentes de la cirugía estética) era los 35 años, y en 2022 bajó hasta los 20. Coincidiendo con el Día Mundial de la Medicina Estética, que se celebra este miércoles 6 de septiembre, entrevistamos a la doctora María Ángeles Raya, directora médica de la Clínica Dra. Raya León y Expert de IBSA Derma Iberia.

– ¿Por qué cree que la edad media de iniciación en tratamientos de medicina estética ha bajado de los 35 a los 20?

Opino que se debe a varios factores. Por una parte, la medicina estética ha evolucionado mucho. Nos encontramos en un momento en el que lo que pretendemos es prevenir, envejecer bien, tener una buena calidad de piel y no exclusivamente rellenar arrugas, con lo cual son tratamientos que pueden encajar en este tipo de paciente más joven. También es evidente que el consumo de la medicina estética ha aumentado, se ha generalizado, ya no son tratamientos que solamente puede permitirse una minoría muy exclusiva de la población. Y por supuesto creo que una de las razones con mayor peso, son las redes sociales.

– ¿Qué influencia tienen las redes sociales en las consultas de las clínicas de medicina estética?

Estamos asistiendo continuamente en las redes sociales al bombardeo con fotos de caras y pieles perfectas, cuerpos y vidas perfectos, influencers mostrando sus retoques estéticos. Nuestros jóvenes lo ven y eso es lo que quieren, no sólo los resultados que ofrecen los filtros, quieren ir más allá y muchos deciden dar el paso y comenzar con este tipo de tratamientos para conseguir esos objetivos. Este fenómeno va en aumento y cada vez a edades más tempranas, banalizando estos tratamientos que no dejan de ser actos médicos.

– ¿Cuál es el perfil del paciente de la medicina estética en España?

Según el último estudio presentado por la SEME en 2022, durante el año 2021 el perfil ha seguido siendo predominantemente femenino (71,8%) frente al 28.2% que sería masculino. No obstante, es un hecho que cada vez con más frecuencia encontramos pacientes masculinos en nuestras agendas. En cuanto a la edad también estamos asistiendo a cambios, como hemos comentado anteriormente, está disminuyendo la edad media de inicio de los pacientes en este tipo de tratamientos.

– ¿Cuáles son los tratamientos más demandados en nuestro país?

Los tratamientos más demandados continúan siendo los realizados con toxina botulínica y le siguen los tratamientos con ácido hialurónico. Van aumentando los tratamientos encaminados a mejorar la calidad de la piel bien mediante infiltraciones, bien mediante dispositivos basados en energía (DBE).

– ¿Por qué las infiltraciones con ácido hialurónico es uno de los tratamientos favoritos entre los jóvenes?

El ácido hialurónico es un tratamiento clásico, muy bien conocido por la población en general, sobre el que se han realizado numerosos estudios clínicos, con una amplia experiencia de aplicación no sólo en el campo de la medicina estética sino también en oftalmología, traumatología, etc. Es un producto muy seguro, natural, presente en nuestro cuerpo y reabsorbible, con lo cual no vamos a tener las complicaciones que podrían derivarse de un producto permanente.

– ¿Qué conviene saber antes de someterse a un tratamiento de medicina estética con ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es un producto muy versátil ya que puede ayudar a mejorar el aspecto de la piel, va a aportar hidratación, volumen, corregir arrugas, dar soporte a estructuras faciales para tener un aspecto menos cansado. Tiene la ventaja de que puede aplicarse en casi cualquier localización anatómica.

A la hora de realizarse un tratamiento con ácido hialurónico, lo primero que hay que tener en cuenta es que el profesional que lo va a aplicar sea Licenciado en Medicina y tenga formación acreditada para este tipo de tratamientos, no podemos olvidar que se trata de medicina y como tal tiene que llevarla a cabo un profesional médico quien te valorará, realizará una historia clínica y descartará que haya cualquier contraindicación para dicho tratamiento.

Es importante resaltar que no todos los ácidos hialurónicos son iguales ni se pueden infiltrar indistintamente en cualquier localización. Conocer bien las propiedades reológicas de cada uno es imprescindible para infiltrar cada producto en el lugar apropiado, minimizando riesgos y efectos adversos. Se debe de emplear un producto autorizado por sanidad, que haya superado los controles de calidad, de máxima pureza.